¿Lo lograrás o no lo lograrás?

¿Lo lograrás o no lo lograrás?

¿Estas totalmente seguro/a de que absolutamente todo lo que haces, lo haces porque lo deseas? ¿Estas seguro/a de que no estas siendo influenciado por temores que te obligan a hacer ciertas cosas por miedo y con base a lo que otras personas te pudieron llegar a decir?

Por ejemplo, todos tenemos una mamá que nos advertía todo el tiempo sobre salir siempre con un suéter para no enfermar, nos recordaba cada 5 minutos y aún antes de salir siempre exclamaba previo a despedirse, ¡ya llevas tu chamarra!. Personalmente conozco a mucha gente que nunca se  ha enfermado a pesar de no llevar algo para taparse pero también  a la fecha conozco a otros que sin su suéter se sienten intranquilos a pesar de no haber causado ningún daño a su cuerpo, como no lo advertía mamá.

¿Cuantas han sido las ocasiones en las que,  con todo el entusiasmo y la entrega, te sigues quedando con las ganas de alcanzar  una meta o realizar transformaciones importantes en ti para sentirte mejor? ¿Realmente eres consciente de lo rápido que puedes llegar a sabotearte al tratar de  realizar un propósito, aunque eso implique abandonar tus sueños?

En efecto, como ya lo has escuchado alguna vez, es igual de acertado el que asegura creer poder hacerlo como el que afirma que no, y esto se debe únicamente al criterio que nuestras creencias nos forjan para sentirnos capaces de lograr o no lograr lo que deseamos.

Las creencias son una un fuerza muy poderosa que controlan nuestra conducta y al no ser consciente del modo en el que operan en tu vida únicamente funcionarán como el obstáculo y  la causa principal por la que no lograrás obtener el éxito en tu vida aunque lo desees fervientemente.

Dichas creencias las podemos hallar en afirmaciones muy simples que posiblemente te repites a diario como “Ya es muy tarde para hacerlo “No creo poseer la capacidad para obtenerlo” “Esta es la vida que me toco y no me queda más que aguantarme” y muchas más que seguro acaban de llegar a tu mente. Afirmaciones que parecen comunes e inofensivas pero son el veneno que mata a diario tus ganas de seguir esforzándote por  lograr tus más grades metas.

La creencias juegan un papel sumamente importante en tu manera de vivir, desde temas de salud, creatividad, inteligencia, tu modo de relacionarte con tu entorno o tu grado para solucionar conflictos o hundirte en depresiones constantes.

Muchos me pregunta si existe una posibilidad de cambiar dichas creencias que hasta este momento han limitado su manera de vivir la vida y la respuesta es si, pero como todo trabajo que merece esfuerzo, la trasformación de creencias limitantes a creencias que fortalezcan el pensamiento positivo y congruente también  merecen un trabajo disciplinado, de enfoque y persistencia derivado desde el autoconocimiento y el autocontrol para obtener resultados favorables.

El valor de influencia que tiene una creencia en tu vida puede marcar la diferencia entre oportunidades ganadas o perdidas. Existen casos  en circunstancias iguales donde la actitud de cada persona esta condicionada desde sus patrones conductuales cambiando por completo la respuesta o solución.

Casos como por ejemplo, asensos en el trabajo, en donde la reacción será distinta, alguien lo vera como un gran logro para continuar creciendo, reacción evidente para muchas personas, pero llegará alguien que lo verá como una fatalidad dado que implica mayor responsabilidad.

Cada creencia con la que percibes tu mundo influye en todo momento sobre tus decisiones, actitudes, respuestas o reacciones, reduciendo o aumentando tu grado de desempeño. Entender la naturaleza  de las mismas, modificando los patrones de comportamiento que hasta ahora han operado en ti, es el escalón mas importante que debes subir para auto realizarte y alcanzar cada reto que te propongas, retos y metas como viajes, negocios, crecimiento profesional y relaciones sanas y enriquecedoras pueden mejorar con solo moldear a favor tuyo las creencias que hasta ahora te ponen límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *