Un poder místico llamado perseverancia

Un poder místico llamado perseverancia

Es lamentable admitirlo, sin embargo, a muchos emprendedores nos programaron para temerle al fracaso y en la mayoría de los casos dada esta programación, resulta muy fácil abandonar los proyectos a la primera señal de rechazo o conflicto, en realidad son pocos los emprendedores que continúan hasta llegar a la meta final, el éxito.

¿Qué hace que emprendedores, como los últimos mencionados, logren alcanzar sus metas y no renunciar tan rápida y/o fácilmente?

La perseverancia, un poder místico, es la que logra hacer la diferencia entre rendirte o continuar, poder que mezclado con la “Fuerza de voluntad” y el deseo óptimamente planteado son la respuesta.

Justo como pasa con la gota de agua que cae constantemente sobre la piedra, la gota por sí sola no causa un cambio inmediato, es la perseverancia de su caída la que tarde o temprano generará un impacto irreversible en la roca.

Cuando la perseverancia no es una de tus cualidades, el fracaso se volverá común, no porque no seas capaz de realizar el trabajo, si no por la falta de disposición para continuar y mejorar día con día. Desarrollar dicha competencia no es complicado, en realidad es una fórmula muy sencilla que se interpreta como:

…”la intensidad de tu deseo será proporcional a la disposición de perseverar”.

Por lo tanto, este poder místico necesita de ciertos ingredientes para su activación, el deseo, en este caso, es fundamental para lograr tus objetivos, pero no hacemos referencia a un deseo idealizado, débil, fácil de ser corrompido por los miedos, si no de un deseo con la suficiente fuerza para aumentar la intensidad de tu energía y por consecuencia, mantener activas tus ganas de progresar y conservar la constancia de tus acciones hacia la meta que te propusiste.

Hasta este punto, espero hallas identificado la importancia del desarrollo de la perseverancia para tu vida diaria pues esta te ayudará a aceptar las derrotas como algo cotidiano, temporal y necesario para emprender.

Perseverar significa transformar los fracasos en victorias.

Para desarrollar la perseverancia te recomiendo iniciar con hábitos nuevos en tu vida como:

  1. Define cuál es tu propósito, (te invito a que visites mi blog, donde te explico el valor fundamental que poseen los propósitos para emprender), mismo que alimentado desde la fuerza que imprimes a tu deseo generará las estrategias para continuar cuando pienses que ya no hay nada por hacer.
  2. Cierra tu mente de toda influencia negativa, no permitas que familiares, amigos o peor aún, gente que sin conocerte emite cualquier juicio, te aporte sugerencia o actitudes expresadas desde la envidia o el egoísmo, la toxicidad nunca es buena, muchos emprendedores llegan a renunciar no por el conflicto en sí, sino por dejarse llevar desde la influencia de la opinión tóxica externa.
  3. Rodéate del éxito, o vuélvete aliado de personas emprendedoras con el animo de impulsarte con su propio ejemplo, imitamos el patrón, si te rodeas de personas incansables y perseverantes, tarde o temprano te volverás como ellos.
  4. Permítete seguir aprendiendo, pues la falta de humildad nos hace pensar que ya no hay mas en donde crecer y recuerda, fracasar es aprender y crecer si tomas la actitud adecuada ante ello. Emprendedores que trabajan desde la soberbia, difícilmente se encuentran con oportunidades ideales o las menosprecian por pensarse demasiado para ellas. Las grandes historias de éxito son las que llevan como sello la humildad de reconocer que no se es mejor que nadie, que a veces somos maestros y en muchas otros aprendices.

Sera la perseverancia la que añadirá carácter a tu emprendimiento pues perseverar implicará convertirte en un emprendedor tolerarte a la frustración, capaz de tomar decisiones ante la presión, líder, fuerte y valiente, la perseverancia modela muchas otras cualidades para alcanzar el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *