El éxito tiene un aliado y se llama fracaso.

El éxito tiene un aliado y se llama fracaso.

¡Emprender es para valientes! Llegaban a decir amigos cercanos cada vez que respondía a la pregunta: y tu ¿a qué te dedicas?
En efecto, emprender no es en absoluto sencillo y siendo muy honesta, yo, que soy emprendedora con experiencia, a la fecha, en cada momento que la situación se torna complicada aún sigo teniendo esa sensación que provoca el desear abandonar y dejar todo atrás, y es que, a pesar del tiempo, en variadas ocasiones, el fracaso se presenta y con el mi más grande temor despierta.

Yo también he sido una de tantas que pensaba en el fracaso como un sinfín de circunstancias negativas que me conducirían tarde o temprano a vivir en las calles deprimida y sin nada que comer. Y también descubrí que ese pensamiento estaba totalmente alejado de la realidad ya que al decidir dedicarme a una de las profesiones donde mas enfrentamientos tienes con el fracaso logré distinguir el verdadero rostro del aliado de éxito.

A muchos nos enseñaron a temerle al fracaso como podríamos temerle a nuestro peor enemigo, cada error o falla, por ejemplo, las escolares, invariablemente venían acompañadas de una reprimenda o un castigo al ser mal vista tanto por maestros como por nuestros padres, mismas que nos colocaba etiquetas que en la actualidad muchos cargan con dolor y pesar.

Esta manera de observar la vida, así como muchas otras, nacen a partir de patrones que limitan nuestras acciones. Es decir, temerle al fracaso debido a circunstancias como las anteriormente mencionadas limitarán tu ascenso hacia el éxito a menos que logres entender que el fracaso en realidad es la oportunidad de aprender y de enfrentar todo lo que conlleva al triunfo.
Si eres emprendedor necesitas saber y reconocer que el fracaso será parte de ti en variadas ocasiones y tratar de huir o evadirlo solo resultará desgastante. Es imposible triunfar sin antes haber pasado por el doloroso camino del fracaso.

Recuerda, todos fallamos, nadie se libra de cometer errores o de tomar decisiones que atraen consecuencias graves.
Cuando entendí que alejarme del fracaso sería una tarea imposible comencé a tratar de entender cada aprendizaje que las caídas traían a mi vida y fue en ese justo momento cuando mis resultados mejoraron y mi seguridad y capacidad aumentó.

“Entendí que el hombre es el único que cae con la misma piedra ya que no se hace consciente de las maneras que tenía para poder sortearla”

Efectivamente, emprender es para los valientes que lograron aliarse al fracaso, ya que entendieron que el verdadero reto lo enfrentas en la cima del éxito, cuando la responsabilidad para alcanzar tus metas disciplinadamente, la inteligencia para resolver los problemas, la fortaleza para tomar decisiones y el liderazgo para mantenerte en la cúspide se colocan frente a ti y te muestran un nuevo camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *