La imagen corporativa como eje de nuestra marca

La imagen corporativa como eje de nuestra marca

“Y dijo Dios: Hágase la luz; y la luz se hizo”

Como humanos tenemos nuestra propia versión del poder de la creación, por medio del arte somos capaces de dar vida abstracta a: conceptos, sentimientos, emociones, ideas; esto a través de medios perceptibles por los sentidos como son: sonidos, texturas o imágenes. Por supuesto esta creación, lleva consigo un importante nivel de responsabilidad por parte del creador pues nunca se sabe a que nivel y en que dirección puede influir en la sociedad.

Esto es precisamente el arte de la imagen corporativa, crear un conjunto de conceptos e ideas a través de las cuales el público identificará a una marca.

Así es como llegamos al fin al tema que nos atañe en esta ocasión, que tu como emprendedor comprendas desde un inicio la importancia en la coherencia de la imagen corporativa.

#LadyCocaCola

Trixia Valle Herrera, comunicóloga, maestra en educación para la paz, autora de 11 libros y dedicada por mas de 17 años a trasmitir valores por medio de libros y conferencias. Recientemente se suma a su currículum el título de “tendencia en redes sociales”, luego de que publicara en su cuenta personal de Instagram un video en el que se pronuncia en contra de la campaña “Ponte ChingON” de la marca Coca Cola.

“Resulta que ahora su publicidad muestra claramente groserías en los espectaculares”, “fomentan malas palabras como si fuera parte de lo que es ser mexicano”, esto es parte de su discurso que claramente puede tener simpatizantes, detractores o simplemente quien lo tome con humor sin adoptar postura alguna. Por su parte Coca Cola en su página web explica que su campaña “le habla a los mexicanos en un lenguaje cercano” e “invita a las personas a disfrutar de su día”.

Aquí lo que nos importa no es quien tiene o no la razón, sino analizar la importancia de la imagen corporativa, ¿qué genera esta campaña en el grueso de la población?, ¿qué imagen tiene de la marca actualmente el público?. Coca Cola siempre fué una compañía preocupada por promover los valores familiares y sociales, respeto, amor, convivencia y hasta la creación de Santa Claus como branding, sin embargo no es la primera vez que sucede algo como esto. Durante el mundial de fútbol de Alemania 2006 lanzaron la campaña “El fútbol nos une”,con un sensacional spot de televisión animado en stop motion, en el cual veíamos a diferentes personajes antagónicos (tales como un leñador y un árbol o un mata moscas y una mosca) unirse en agelgría con el grito de “gol”, sin embargo recuerdo una anécdota que en aquel entonces me platicó uno de mis mas grandes maestros, el Doctor Mauricio Brehm Brechú, catedrático del IPADE, quién de muy buena fuente dentro de Coca Cola, supo del enorme descontento y problemas internos que generó esta campaña, pues en la última imagen del spot se veía a una pareja festejando el gol, al tiempo que del clóset salía “el amante” para terminar en un abrazo con “el esposo”. La interrogante que en aquel momento asalto a las altas esferas era “¿quién autorizó eso que está tan fuera de los valores de nuestra marca?”.

Ese es exactamente el punto, ¿cuales son los valores de una marca?, ¿que está bien decir y que no?, ¿que palabras, colores, sonidos usar?. La imagen lo es todo y como emprendedor debes tenerlo presente, nos da valor, hace que se nos reconozca como únicos, y por este medio toda marca buscará siempre alcanzar una diferenciación y fidelización de su público objetivo. Las campañas “Ponte ChingON” o “El fútbol nos une” no tienen nada de malo por si mismas, aquí no se trata de juzgar lo que alguien mas expresa o su manera de hacerlo, el problema viene de no mantenerse fieles a la imagen que debería mostrar su marca en todo momento, esas cosas no se cambian simplemente según las tendencias del momento o las increíbles nuevas ideas del creativo detrás de dichas campañas, Coca Cola debería ser siempre un estandarte de valores y buenas costumbres, como Palacio de Hierro siempre será asociado a las altas élites, su tipografía será elegante y su publicidad selectiva. Pero el tema no se limita únicamente a productos, aplica lo mismo a servicios, partidos políticos, figuras públicas y hasta naciones enteras. Estados Unidos es el país de la libertad, Disney es la marca de los sueños y la magia, Elektra es la tienda al alcance de todo público y Miley Cyrus es la chica irreverente. Cada uno de esos ejemplos están bien, en lo suyo son lo que son y como son, cumplen con su imagen.

Al final Coca Cola puede cancelar su campaña y dejar que el tiempo la deje en el olvido, o pueden con esto iniciar todo un proceso de cambio de imagen, pero hagan lo que hagan deberán encontrar el camino de vuelta a la coherencia.

Crear, expresarse y sobre todo compartir, todo eso está bien, pero debemos hacerlo con toda la inteligencia que nos sea requerida en todo momento, como emprendedores tenemos una gran responsabilidad en nuestras manos, buscamos lograr cambios de una u otra forma en nuestro entorno, el público al final lo notará y creará un juicio en torno a nosotros.

El poder de crear es una de las herramientas mas poderosas que tiene el ser humano en sus manos, pero como tal debe tomarlo con suma responsabilidad, pues una palabra puede cambiarlo todo, una imagen puede emocionar a cierto sector pero ofender a otro, una idea que inicie plasmada sobre un pedazo de papel, puede convertirse en un concepto que afecte a toda la conciencia universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *